Danzas y música del Renacimiento en Úbeda

Tras otra conferencia excelente, esta vez sobre los judíos en Jaén y Úbeda, impartida por el catedrático de historia medieval de la Universidad de Jaén, don Vicente Salvatierra, me decidí por ver un pasacalles adornado con danzas (taller de danzas del renacimiento de la universidad popular municipal “Baltasar Berlanga”, dirigido por Javier Gordillo) y música renacentista (por manos y pulmones de Syntagma Musicum).

Como no soy experto en estas cosas, sólo puedo recordar algún dato: recuerdo que alguna canción de las interpretadas fue compuesta por Enrique VIII (sí, el que coleccionaba divorcios). Recuerdo que han tocado, cantado y bailado una pavana. Y recuerdo alguna cosilla más, de características de danzas francesas y de ¿country dances? británicos. Poco más, pero como no sé cómo se escribe, prefiero no extender este punto.

Cuando me uní a la comitiva, acababan de acabar su segunda estación danzatoria: plaza Juan de Valencia (la primera fue el Patio del Ayuntamiento).

Los acompañé entre antorchas, gaita y tamboril hasta llegar a la plaza de Santo Domingo, fermoso lugar.

A continuación, fuimos por la calle Sol y Luna hasta la Casa de las Torres, lugar en el que un niño casi se parte un pie, pero donde los bailes fueron encantadores. Si supiera cómo subir vídeos directamente aquí lo haría y pondría un ejemplo, ya veré.

A continuación bajamos hasta la Puerta de Granada, otro marco incomparable, en el que entre otras cosas bailaron una danza sólo para mujeres que se llama **** de las lavanderas.

Fuimos por la calle Molinos y cruzamos la desaparecida puerta de Bahud, y llegamos a la sencilla y encantadora plaza de los Carvajales, donde se cantó la Pavana de un modo excepcional.

La velada estaba siendo verdaderamente graciosa, en el sentido más primitivo de la palabra.

Por último acabamos, pasando por la calle por donde posiblemente estuviera la Sinagoga de don Salomón, y no la caca esa del Agua, que ni ha sido Sinagoga ni ná, en Santa María. Un último baile y se acabó.

Se merecen, sin duda, un aplauso, porque es todo un mérito que unos pocos ubetenses dediquen su tiempo en alegrar a los demás, con lo arduo (aunque divertido) que debe ser aprender todos esos bailes encantadores. Cuando pueda poner vídeos, los pondré.

Este acto se encuadra dentro de las Jornadas del Renacimiento. Sé que no da dinero, pero puestos a invertir, creo preferible que se hagan pasacalles como este, conferencias como las que está habiendo, la recreación de la vida en un palacio renacentista que también están haciendo estos días, etc. antes que en poner puestos de vino de Cariñena, mojito, churros, etc. Puestos a invertir que sea en el aprendizaje, por lo menos algo hay, y es de agradecer.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ahí, trabajando duro.

Ibiut.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s