La invasión continúa*

Si uno puede comer fideos locos rotos, ¿para qué va a tomar otra cosa?. ¡Cuán guapo no será Idiazábal para que hayan querido darle cierto aire a él al rissoto. ¿o es una ciudad y alguien ha tragado aire allí y se ha peído mientra hacían el rissoto?

Por cierto, qué poca clase tiene eso de patatas fritas como condimento de una buena carne roja asturiana. Eso no me lo esperaba de este lugar.

Y por si no ha quedao claro, ¡Calamar salvaje!

*En realidad no sé cómo serán los platos, pues la tapas te las ponen en un conquillo de poco volumen. Pero tengo pocas dudas al respecto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s