Siria en guerra: la resistencia de Bachar al Asad

Política Crítica

MUNDO: Hace ya cuatro años que Siria vive inmersa en una cruenta guerra civil que enfrenta al gobierno panarabista del Partido Baaz frente a rebeldes islamistas de mayoría sunní. Sin embargo, a pesar de que los medios occidentales vendieron la contienda como una lucha entre la tiranía de Bachar Al Asad y el heroico pueblo sirio, la realidad del país ha resultado ser muchísimo más compleja. La resistencia del presidente sirio ha demostrado que el gobierno cuenta con un gran apoyo y que el intento de acabar con este último exponente del panarabismo laico no obedece en absoluto a ansias democratizadoras sino a una estrategia geopolítica en la que tanto occidente como el islamismo tienen intereses comunes.

Miguel Candelas Candelas

Gran manifestación en apoyo del presidente sirio Bachar Al Asad en la ciudad de Damasco. Fuente: Globedia. Gran manifestación en apoyo del presidente sirio Bachar Al Asad en la ciudad de Damasco. Fuente: Globedia.

Desde la pasada primavera de 2011, hace ya más de cuatro años, Siria…

Ver la entrada original 4.334 palabras más

orígenes de “Por los cerros de Úbeda”

Un artículo curioso en el ABC habla sobre los posibles orígenes del dicho: “no te vayas por los cerros de Úbeda” y sus derivados.

http://www.abc.es/archivo/20141117/abci-cerros-ubeda-201411041349.html

¿Por qué de todos los parajes en los que uno puede perderse son los cerros de Úbeda los escogidos para divagar o extraviarse? Quizá porque, como decía Antonio Machado, «cerca de Úbeda la grande, cuyos cerros nadie verá, me va siguiendo la luna, sobre el olivar».

No hay quien visite esta ciudad de Jaén declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 2003 sin preguntar por sus famosos «cerros», cuando éstos no son más que una «engañosa ironía andaluza que hace “picar” al más docto», según asegurabaManuel Barrios. El autor de «Modismos y coplas de ida y vuelta» (1982) aclaraba que «Úbeda no tiene cerros».

Fuentes de Turismo del Ayuntamiento de la ciudad replican que «Úbeda está en un cerro y hay cerros en sus alrededores. Lo de los cerros es verdad», aunque desde el Archivo Histórico Municipal precisan que «es imposible perderse en ellos porque es una zona muy alomada y Úbeda se ve desde 60 kilómetros de distancia».

Imposible o no, a estos cerros cuentan que se refirió Alvar Fáñez, «el Mozo» cuando hubo que responder ante Alfonso VIII. El rey castellano se disponía a apoderarse de Úbeda, animado por la victoria lograda enlas Navas de Tolosa. Había cercado la ciudad y encomendado a este caballero la vigilancia del flanco sur. Alvar Fáñez, que quizá fuera descendiente del famoso compañero de El Cid, se distrajo de sus funciones con una bella mora faltando a su deber. Cuando el Rey le reprochó su ausencia y le preguntó dónde había estado, la respuesta del caballero fue: «Por esos cerros, señor». «Sin dar en la cuenta de que ellos no existían», añadía el historiador Rafael Gallego Díaz en 1959.

Hay otra versión de este relato que obvia a la joven mora y afirma que Alvar Fáñez no quiso tomar parte de la conquista de Úbeda. Según quién cuente la leyenda la sitúa en el reinado de Alfonso VIII, cuando se tomó a sangre y fuego la ciudad tras la batalla de las Navas -aunque «al mes tuvieron que dejar Úbeda por una epidemia», explican fuentes del Archivo Histórico Municipal-; o bien en la conquista definitiva porFernando III «El Santo» en 1233, siete años después de que cayera su vecina Baeza.

«Ninguna de las versiones tiene base ni fundamento histórico. Pertenecen a la leyenda», apuntan en el Archivo de la ciudad.

¿El Cid?

Juan Pasquau Guerrero aludía, en un artículo publicado en ABC en 1959, a otra versión sobre el origen de la frase que ofreció entonces el investigador Lorenzo Polaino Ortega. Según esta otra leyenda, Alfonso VI había acampado en Úbeda allí por el año 1091 tras haber fracasado en su intento de conquistar Granada. El Cid, que en su afán de reconciliarse con el monarca había dejado el cerco de Liria para aprestarse en su ayuda, seguía a distancia a las tropas reales. Cuando Alfonso VI acampa en el castillo de Úbeda, espera que el Campeador se hubiese situado en otro emplazamiento y no en el llano, junto al río. Extrañado ante la actitud del Cid, el monarca le preguntó: «Pero, ¿por dónde salís ahora, don Rodrigo?». Y éste respondió: «Señor, por los cerros de Úbeda».

«Por eso, desde entonces, cualquiera que da un sesgo inesperado y más o menos ingenuo a sus hechos o razos, «sale por los cerros de Úbeda», señalaba Pasquau.

En la revista Alrededor del Mundo de 15 de marzo de 1934 se dice sin embargo que la frase «se aplicó por primera vez a un alcalde dicha ciudad, el cual, dándoselas de galanteador, acudía diariamente a una fuente situada al pie de unos cerros próximos, a la busca de cierta guapa moza que, por cierto, no correspondía a sus solicitudes.

«Y como pronunciando un discurso en cierta ocasión la tal autoridad municipal se apartara, en el calor de la improvisación del asunto objeto de su oratoria, una moza del pueblo atajóle la palabra diciéndole: “Señor alcalde, tenga usía cuidado, que se va por los cerros de Úbeda», señalaba en el apartado «El mundo marcha».

Puede que todas las versiones no sean más que leyendas o ucronías y que los tan traídos y llevados cerros apenas sean lomas, o nubes según la versión argentina del dicho… o que la historia real se haya perdido para siempre por los cerros de Úbeda.

La feria ya está aquí. Colaboración con Úbeda Comarcal.

Para los que no han podido conseguir su ejemplar del especial de feria 2014, en el que aparece un texto mío como colaborador del periódico, del periódico Úbeda Comarcal, copio aquí el dicho texto.

Llegamos a la casa con ganas de ver con atención, la que no nos hemos podido permitir en la calle, cuando veníamos de regreso del Hospital de Santiago, la programación de la Feria y Fiestas de San Miguel, 2014. Y es que, aunque nos quejemos (que si lo que dura, que si los gastos, que si la ropa, que si la lluvia), siempre recibimos con curiosidad y con cierta ilusión el programa, primer pregonero de lo que vendrá. Una semana que, no podemos negarlo, nos llena ilusión, resquicios de la infancia, y de alegría.

Todos esperamos con ganas, sí o sí, el momento de estar en alguna de las casetas de vino dulce, con nuestros amigos, riéndonos, hablándonos, bailando y con una “ristra” de vinillos en la barra. Eso es nuestra felicidad estos días y, al fin y al cabo, el ser humano lo que quiere es felicidad. No hay otro motivo para la existencia de nuestras fiestas. Antes fueron las fiestas que los santos.

Y, después de este excurso, ¿qué es lo que vemos cuando miramos el verde programa de este año?

Hay que reconocer que no todos estarán contentos con lo que se nos ofrece, pero no es menos cierto que nunca llueve a gusto de todos, y eso es lo que hay. Destaquemos las virtudes. Hemos tenido desde el 19 de septiembre actividades encuadradas dentro de la oferta tanto cultural como musical, a modo de aperitivo, dos ámbitos que tan necesitados están de apoyo: pádel, fútbol sala, tenis, pesca, ajedrez, fútbol. En cuanto al ámbito cultural: conciertos, presentaciones de libros, visitas al torreón del portillo del Santo Cristo. Para no aburrirse. Y es que, no sólo de vino vive el hombre, por lo que estas actividades son un aliciente para que estemos activos ya días antes de los que tanto nos gustan.

Pero, de lejos, ya se oyen las sevillanas, los caballos y las músicas “a todo trapo” de los carruseles y casetas en las que mayores, jóvenes y niños nos revolvemos en busca de un trago, de un bocado, de un paso de baile, con nuestros zapatos más ocres que negros a causa del polvo, nuestra camisa medio abierta y el sol en la nuca (o, esperemos que sea las menos veces, el paraguas bajo el brazo). La peregrinación hasta la feria, en el ferial y desde el ferial, ha de ser el ritual continuo esta semana. Ritual profano que nos encamine al lugar en el que nos liberamos del peso de las obligaciones cotidianas y nos dejamos llevar por una semana de alegría.

Eso es el recinto ferial, un lugar en el que se congregan aquellos que buscan un objetivo: pasarlo bien. Pero no sólo de día vive el hombre. El sol desaparece y las luces, los farolillos, desde el sábado 27 de septiembre, darán lugar a la feria de noche. Y ahí un nuevo espíritu aparece, el caballo deja paso al joven, que busca su rebujito y plato de torreznos, al niño que mira con ilusión los giros del algodón de azúcar y los de los carruseles que desea probar, (id preparando el bolsillo, que cuantos más, mejor)  y al mayor, que mira con cierta preocupación, pero también con resignación, (qué se le va  hacer) cómo el azúcar le va a subir después de comerse media rosca de churros con chocolate.

Pero la feria no es momento de ir a dormir, y la noche da paso a la madrugada. Los carruseles cierran y toca… lo que toca. “Alcohooool, alcohooool, hemos venido a emborracharnos….” No, no he perdido el hilo del texto, es que ya me viene a la mente los cánticos de los adolescentes que se (nos) reúnen (reunimos) para bailar, saltar y ligotear. Se va el verano y hay que aprovechar lo último que de calor nos quede. Y no del calor solar, que ya nos sorprenderá de vuelta a casa

No quiero que nos olvidemos de quienes hacen posible la feria. Desde el alcalde hasta el feriante que viene de lejos para ganarse la vida ofreciéndonos la oportunidad de pasarlo bien, pasando por todos aquellos voluntarios de la Cruz Roja, Protección Civil y miembros encargados de la seguridad de nuestra feria. Se merecen nuestro agradecimiento.

Por último, debemos ser conscientes de algo. El que la feria sea más o menos exitosa sólo depende de nosotros mismos. Seamos conscientes de que no sólo nosotros, también los demás quieren pasarlo bien. Seamos educados, amables y disfrutemos al máxima de esta feria, que en épocas de crisis (ya eterna, o eso parece) nos la merecemos más que nunca. ¡A disfrutar!

Cristina Lucas, artista de Úbeda

Que haya tardado tanto en volver a publicar se reduce a una explicación. No he tenido ganas de hacerlo en este blog. Úbeda a veces me da pereza (en Sevilla dirían fatiga).

Quería en esta entrada hablaro de Cristina Lucas, una artista ubetense que me parece interesante. Aún tengo mucho más que ver de ella, pero por ahora, os dejo un vídeo suyo y la primera parte de una entrevista (el resto es muy fácil de encontrar en youtube), a través de la que podéis conocerla mejor. Estaré atento a sus obras porque quizás añada nuevas entradas en este blog sobre ella.

¡Saludos!

LA PROPUESTA DE MÜLLER FRENTE A LA DE KASPER PARA EL SINODO

Ecce Christianus

La propuesta de Müller frente a la de Kasper para el Sínodo

POLI MALO- POLI BUENO
Polis-página001

Poli bueno – poli malo: aplicar una dura presión psicológica por un sujeto y ofrecer alivio y mejor trato por otro colega es un viejo clásico para destruir la resistencia. El efecto que se pretende es que el policía bueno obtiene un incremento de sus pretensiones como consecuencia de la reacción del reo a la conducta desviada del policía malo.

También entre la jerarquía post conciliar se aplica, por ejemplo: “Juan pablo II no es responsable de la crisis de la Iglesia, sino los malos obispos y cardenales que le desobedecieron”; luego, haga lo que hacía Juan pablo II y no lo de los malos cardenales y obispos; es decir, dedíquese a besar coranes, recibir el sello del demonio Shiva en la frente, a pedir perdón a los judíos, etc.  “Los…

Ver la entrada original 3.345 palabras más